Cáncer de Próstata y alimentación
5th noviembre 2017
La próstata. ¿Cómo es?
8th noviembre 2017

Pequeños cambios en tu estilo de vida

Pequeños cambios en tu estilo de vida que te ayudarán a prevenir o sobrellevar el cáncer de próstata. 

Desde ¿Por qué comemos? preparamos estos 5 pasos para hacer pequeños cambios en tu estilo de vida y acompañarte en este proceso de prevención o superación del cáncer de próstata.

1. Evitar toxinas

Sabemos que socialmente son sustancias que se consumen y se fomentan, pero te invitamos a evitar consumir tabaco, alcohol y otros tóxicos que cargan y contaminan nuestro cuerpo. Tanto en la prevención como en el tratamiento de cualquier enfermedad, especialmente el cáncer de próstata.

2. Dormir bien 

Dormir, descansar, tener sueño de calidad es fundamental para mantener la fuerza de nuestro sistema inmunitario. Esta es la verdadera fuerza, cuidar las vías que nuestro cuerpo tiene para cuidarse y autorepararse. Si tenemos alteraciones del sueño, podemos beber infusiones relajantes, escuchar música que nos ayude a soltar las tensiones, cenar ligero o darnos un baño con agua tibia antes de acostarnos.

3. Hacer ejercicio diariamente

Desde ¿Por qué comemos? constantemente os lo recordamos, no queremos ser pesados, pero es que el ejercicio y la actividad física diaria, adecuada a cada situación personal, nos ayuda a estar relajados, oxigenar nuestros tejidos, tener mejor humor, sueño, mejorar el tono muscular, depurar toxinas (por la eliminación de toxinas a través del sudor y la estimulación de la función hepática). Toma en cuenta la recomendación de tu médico sobre las rutinas que has de efectuar si estás en tratamiento de quimioterapia.

4. Cuidar tu Higiene intestinal

Asegurarte de mantener una buena eliminación de residuos es clave para mantener la salud. La eliminación de heces tiene que ser diaria, con heces ligadas, de cantidad, consistencia y coloración normales y no deben flotar.

5. Crecimiento personal

El estrés, las preocupaciones y la calidad de los pensamientos también influyen en la salud. Si lo que se pretende es prevenir, las autoevaluaciones periódicas, o talleres puntuales destinadas a un mayor autoconocimiento y crecimiento personal pueden ser suficientes.

Pero si padecemos cáncer, lo más recomendable es acudir a un profesional que pueda reorientarnos y escuchar nuestro ser interno, que camine de nuestra mano en el proceso que estamos viviendo para poder tomar conciencia de nuestro estado y acompañarnos a sanar.

 


Fuentes:
Conceptos básicos de Psiconcología

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *